El medio rural de nuestro país lleva décadas sometido a cada vez más presiones que están provocado la continua deserción de habitantes en las pequeñas poblaciones y campos agrícolas. La falta de oportunidades y de servicios debido a la transformación de la economía y a la modernización de la agricultura, hacen de la actividad agraria una práctica estigmatizada, en la que la mano de obra deja paso al uso de maquinaria y empuja a buscar alternativas viables para ocupar a las personas trabajadoras desplazadas y asegurar unos ingresos que les permitan una vida digna.

La población rural pierde 45.000 habitantes por año, el 60% de más de 8.000 municipios afronta la extinción demográfica y la situación va mas allá de nuestro territorio, donde en Francia, por ejemplo, han surgido las "bufandas negras", un grupo de mujeres que lucha por salvar la agricultura en Francia, donde se contabiliza un suicidio de un agricultor cada dos días. Por todo ello, el Parlamento Europeo ya ha aprobado que la despoblación se convierta en criterio prioritario a la hora de repartir los fondos de cohesión para el periodo 2021-2027.

Las entidades de economía social son un agente de desarrollo vital ante esta realidad: yendo al encuentro del desarrollo de oportunidades para crear empleo, permitir a la población permancecer en su territorio, estimular el crecimiento empresarial y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En este artículo queremos mostrar las oportunidades que generan la toma de conciencia del papel de la mujer en el mundo rural, así como la importancia de dichas entidades de economía social en la promoción y desarrollo de las áreas rurales de una manera sostenible, con especial atención a la redistribución, el equilibrio territorial y el cuidado medioambiental en nuestro país.

Mujeres en el medio rural, factor clave para frenar la despoblación

Según datos de AMFAR (Federación Nacional de Mujeres y Familias del Ámbito Rural), una población de más de seis millones de mujeres en España dirigen explotaciones agrícolas/ganaderas, cuidan de los familiares dependientes y abren la persiana a diario de pequeños negocios rurales. Estas mujeres que son vitales para frenar la despoblación que amenaza a estos pequeños municipios.

Mientras que las mujeres representan el 35,6% del total de autónomos en España, la cifra asciende al 54% en el medio rural y ya representan un 37% del total de perceptores de las ayudas directas de la PAC y el 33% en ayudas concedidas en materia de desarrollo rural. Siempre hubo mujeres en el campo, sólo que ahora empiezan a tomar las riendas de las explotaciones agrarias, en puestos de responsabilidad en Cooperativas, en Organizaciones Profesionales Agrarias o en Grupos de Acción Local.

El autoempleo en los sitios rurales es una forma de paliar la despoblación, y en muchas ocasiones el futuro de la población rural, y de la supervivencia de los pueblos, está en tal emprendimiento. Por ello, la Fundación Goteo pone a disposición su plataforma de micromecenazgo en la consecución de esa primera financiación imprescindible para empezar un proyecto.

Muchas han sido las iniciativas impulsadas este mismo año, entre las cuales podemos destacar:

  • Tierra de Nuestras Madres, un proyecto de cine comunitario para dar visibilidad a las expulsiones que ocurren en el mundo rural como efecto de la globalización.

  • Biela y Tierra, con su proyecto de difusión de iniciativas del medio reural mediante una ruta en bicicleta de cerca de 3.000 km, con la que documentar e intercambiar experiencias con quienes producen y quienes consumen de manera sostenible, mostrando iniciativas reales de nuestros territorios así como alternativas para afrontar los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad.

  • Muuhlloa, cooperativa formada por cinco mujeres en la comarca de A Ulloa, con la finalidad de recuperar granjas familiares en decadencia y elaborar productos con leche de vaca recién ordeñada para la completa conservación de sus nutrientes así como la recuperación y comercialización de plantas y productos tradicionales de Galicia.

Economía Social y Solidaria en el Medio Rural

Estamos viviendo estos últimos años un afortunado despegue de la Economía Social y Solidaria (ESS) en todo el territorio. Diversas ferias de Mercado Social van creándose y consolidándose. Y no sólo en las grandes ciudades, para concienciar de la grave situación, sino también en zonas clave del medio rural.

Las herramientas que ofrece la ESS pueden derivarse de sus seis principios fundacionales: equidad, trabajo, sostenibilidad ambiental, cooperación, ausencia de fines lucrativos y compromiso con el entorno. Esta forma de entender la gestión de los recursos de una forma más democráctica y sostenible nos parece hoy día tan óptima y eficiente como necesaria. Las entidades que practican la ESS en el medio rural y que trabajan en red compartiendo objetivos y maneras de hacer con otras entidades son cada vez más y, en muchos casos, sin ser conscientes de ello o sin haberse unido todavía a las redes del territorio.

Desde aquí hacemos un llamamiento a que integrantes de la ESS y personas cercanas a ella compartan tanto medios como fines y nos pongamos a trabajar juntas para favorecer el conocimiento de la ESS como una vía de acceso a la actividad económica que genera importantes beneficios sociales desde y para el medio rural.

Por nuestra parte, nos gustaría visibilizar algunos proyectos de gran impacto como son:

  • REAS Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria, (cuya renovación de la plataforma web fue cofinanciada en Goteo) es una asociación confederal compuesta por 18 redes (14 territoriales y 4 sectoriales) que agrupan a más de 500 entidades y empresas. La base común e identidad de REAS RdR es la Carta de Principios de la Economía Solidaria que recoge los siguientes seis grandes principios. Reas RdR tiene como misión fundamental promover la Economía Solidaria como un instrumento al servicio de la sostenibilidad de la vida, donde las personas y el medio ambiente estén por encima de otros intereses.
  • XES, Xarxa d'Economia Social de Catalunya, organizadora de la Feria de Economía Solidaria de Cataluña FESC, donde la Fundación Goteo ha dado múltiples charlas analizando el impacto de las convocatorias matchfunding y de cómo las iniciativas que se han financiado están cambiando la ciudad) así como concretamente la red local de Sant Andreu, que es donde se sitúa nuestra oficina de Barcelona, juntamente con otros agentes activos del districto, como Ateneu L’Harmònia, Fundació Trinijove, Menjador de Ca La Rosa SCCL, BitLab o La Tremenda, entre otras.
  • FSMET2020, será el primer encuentro internacional del Fórum Social Mundial de las Economías Transformadoras, impulsado por REAS, RIPESS y la XES. La primera cita de los grupos de trabajo fue el pasado abril, dándose cita más de 500 agentes de las economías transformadoras, redes y movimientos a nivel local e internacional. El objetivo en esa pasada cita fue reconocer a cada agente, establecer los retos compartidos sobre los que debatir y dialogar sobre el proceso hacia el 2020, año de celebración del FSMET en Barcelona. Será entonces cuando se reunirán más de 10.000 personas de los cinco continentes para compartir experiencias de múltiples iniciativas que a nivel mundial están construyendo una alternativa real al sistema económico y financiero actual. La magnífica fotografía con la que ilustramos ese encuentro fue realizada por Carlos Juan Martínez - Coop. Bruna y aquí os dejamos el enlace de la Memoria de esas primeras jornadas, cuya lectura os recomendamos.

Nuestro misión a través de los ODS y las Huellas Eco-Social-Demo

En Fundación Goteo sabemos que quien mucho abarca, poco aprieta. Así que decidimos concentrar los ambiciosos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en 3 Huellas, a modo de categorías, para mostrar de forma más sencilla nuestra misión: la promoción de iniciativas que buscan un impacto y transformación social desde diferentes perspectivas, estrategias y ámbitos, pasando por cooperativas de consumo, causas activistas, creaciones audiovisuales comprometidas o I+D tecnológico, siempre con foco en los procesos colaborativos y ciudadanos.

Como se puede ver en el gráfico, el desarrollo rural y la economía solidaria siguen una senda que lleva en su misión la mejora de nuestra huella como sociedad en cada uno de esos tres aspectos. Es por ello que todos y cada uno de los proyectos en nuestra plataforma de micromecenazgo o crowdfunding cumplen con varios de estos ODS.

Desde el mismo momento en que formes parte de la Comunidad Goteo y nos propongas tu idea para aportar a la mejora de nuestra sociedad, aparecerá en el formulario como sugerencia todos aquellos retos y objetivos que se plantea en tu proyecto. Recuerda, también que nuestro compromiso social se fundamenta en alentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las asociaciones, así que no olvides seguirnos en nuestra redes sociales FB, IG, TW y LI para conocer de primera mano cuando se inicien nuevas convocatorias de Matchfunding, donde las aportaciones recibidas por tus donantes llegan a valer el doble, gracias al apoyo de instituciones.