Sí, diseños abiertos (linkamos a la definición de Wikipedia en inglés porque la española no existía aún, pero la hemos empezado aquí por si alguien más se anima :) entendidos como una manera de diseñar y de fomentar distribuidamente la creación de objetos físicos que ha ido acelerándose en los últimos años, siguiendo el ejemplo y el largo recorrido ya del software libre y las licencias que lo sustentan.

Si lo enfocamos en un sentido amplio, cualquier cosa que se diseñe o planifique en abierto (y ahí tienen cabida todos los proyectos que se publican en Goteo en busca de cofinanciación) creemos que ofrece un enorme potencial para generar nuevas obras o creaciones derivadas a partir de su ejemplo, y en última instancia un impacto mucho mayor en la sociedad de todo lo bueno que puedan ofrecer. También el diseño abierto permite albergar comunidades a su alrededor y (no menos importante) un ecosistema productivo y económico en que la mayoría de participantes pueda salir beneficiado, difuminada la distinción tradicional entre consumidor y productor.

Llegados a este punto, somos de los que opinan que el diseño abierto (especialmente de hardware y muchos tipos de bienes materiales) puede contribuir a salir del atolladero socioeconómico en que nos vemos inmersos, ahora que varios modelos se tambalean. Pensadores como Michel Bauwens o Chris Anderson así lo consideran, y lo demuestran ejemplos de la potencia de Open Source Ecology (fabricación de un conjunto de máquinas industriales de manera fácil y abierta, que permita la creación de asentamientos humanos sostenibles) o Arduino (plataforma de hardware libre diseñada para facilitar el uso de la electrónica en proyectos multidisciplinares), entre muchos otros.

Así que aquí vamos tratando de albergar nuevos ejemplos impulsados por gente capaz, valiente y que busca el apoyo inicial que haga de sus diseños abiertos (esto es, apropiables bajo ciertas normas) algo tangible para quienes les acompañen en su esfuerzo: unos zapatos a medida que el usuario final debe ensamblar antes de lucir, una silla de cartón para que la armen y tuneen los niños, la impresión a demanda de objetos 3D generados por quien sepa hacerlos o mediante una galería de diseños libres, un dispositivo hardware de ultrasonidos para ayudar a personas con discapacidad visual...

¿A cuál de ellos te apetece sumar(te)?

Experiencias previas como el éxtio de apoyos que ha obtenido InfinitLoop (159 cofinanciadores/as), un envoltorio de regalo reutilizable y con partón de confección abierto bajo licencia Creative Commons, nos hacen creer que todo lo anterior es posible. También el interés en la red que han despertado campañas como los zapatos para ensamblar de Znsamble (Wired, IdoProyect, ElFashionista). La pregunta ahora es: ¿hasta dónde estamos preparados y decididos a contribuir para hacer viables estas propuestas?

Por cierto, el próximo día 3 de julio intervenimos con una presentación en la clausura de la Open Design Conference de Barcelona, donde trataremos de traducir este post en imágenes y reforzar la idea de que el diseño abierto es, más que una moda, una necesidad. Aquí os dejamos los slides:

Proyectos en Goteo de diseño abierto